jueves, 8 de septiembre de 2011

LA CONSTRUCCION DE VIVIENDA EN COLOMBIA

La construcción de vivienda está acelerada en Colombia


El inicio de proyectos de apartamentos creció 50 por ciento, y de casas, 12 por ciento entre abril y junio.
Se destaca aumento en Pereira, Cartagena y Neiva. Hay obras para largo rato, dicen analistas.
El negocio de construir nuevas edificaciones pasó de las ganas a la realidad, y entre abril y junio los nuevos proyectos de apartamentos crecieron 50 por ciento, mientras el total de obras aumentó 29 por ciento.

En casas, el alza fue de 12,8 por ciento.

De esta manera, los constructores están haciendo uso de las licencias aprobadas, que, en los primeros seis meses del año, habían aumentado 73 por ciento en total, y 91 por ciento para vivienda.

“Estas cifras del Censo de Edificaciones del Dane están en línea con el crecimiento de los metros cuadrados licenciados en el segundo trimestre de este año: 7,1 millones, que representan un alza de 80 por ciento frente al primer trimestre”, explica un vocero de la Oficina de Investigaciones Económicas de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).
En este periodo vuelven a destacarse alzas anuales de 90 y 105 por ciento para vivienda de interés social (VIS) y para oferta diferente a esta (no VIS), respectivamente.
Además de la ‘explosión’ de obras iniciadas en el segundo trimestre de este año, los analistas destacan que los licenciamientos pendientes de comienzos del año pasado se convirtieron en ladrillos puestos durante el segundo semestre.
“Eso, precisamente, es lo que está en proceso y lo que dará trabajo a los constructores, por lo menos, durante dos años”, asegura Felipe Bernal, gerente de Pedro Gómez & Cía., quien identifica la entrada en vigencia de la Norma Sismorresistente (NSR-10), el 15 de diciembre pasado, como otro punto de quiebre para el buen momento del sector.

“Antes de esa fecha, la avalancha de solicitudes de licencias en las curadurías no dieron abasto, ya que hacerlo después significaba acogerse a las nuevas reglas”, recuerda Bernal, quien prevé que, con la dinámica actual, seguramente muchas se convertirán en obras, lo que generará más inicios.

La curadora 3 de Bogotá, Adriana López Moncayo, no sólo confirma la tendencia, sino que considera que las nuevas aprobaciones de licencias de construcción y urbanismo tendrán un término de vigencia de hasta seis años, porque hay varias instancias que en muchas ocasiones dilatan los procesos.
Pero el análisis de la actividad del sector no se limita solamente al segmento residencial.
Según Camacol, “si bien la vivienda representa cerca de 70 por ciento del área censada total, en términos de generación de valor agregado los destinos diferentes (oficinas y comercio, particularmente) representan entre 50 y 60 por ciento del total”.

El caso del eje de la avenida Eldorado, en Bogotá, es ejemplo de ello. Allí se han contabilizado más de sesenta proyectos que integran estos usos, a los que se suman los metros cuadrados para hotelería que, según el censo del Dane, se incrementaron 106 por ciento durante el segundo trimestre del 2011 frente al mismo periodo del 2010.

RANGOS MEDIOS Y BAJOS TRAZAN LA RUTA

A estos segmentos apunta la política del gobierno

Durante el segundo trimestre del año, el área en construcción se concentró en los estratos 3 y 4, con una participación conjunta de 53,4 por ciento, mientras los estratos 1 y 2 participaron con 14,6 por ciento, lo que confirma la fortaleza de los segmentos a los que le está apostando el Gobierno con el subsidio a la tasa de interés; las cajas de compensación, con el subsidio familiar de vivienda, y el Fondo Nacional del Ahorro, con el impulso al Ahorro Voluntario Contractual.

HASTA $ 125 MILLONES HAY SUBSIDIO

A los 15 mil cupos disponibles que se beneficiarán con el subsidio a la tasa de interés se les sumarán otros 175 mil. Según el viceministro de Vivienda, Julio Miguel Silva, actualmente Minhacienda trabaja en la reglamentación de su uso. Además. para respaldarlos contarán con 2 billones de pesos.

El viceministro explica cómo acceder al auxilio.

1. El interesado debe ir al banco y decir que quiere optar por el subsidio a la tasa. Allí le indicarán los pasos que debe seguir que, de hecho, son muy sencillos.
2. Ahora, el beneficio es para los créditos de vivienda nueva con precios de hasta 125.866 mil pesos (antes cobijaba oferta de hasta 172 millones).
3. El Gobierno asume 5, 4 y 3 puntos porcentuales en tres rangos de precios, lo que representa una disminución de la cuota mensual de entre 24 y 30 por ciento, aproximadamente.

SE DUPLICA INICIO DE PROYECTOS HOTELEROS

El censo de edificaciones del Dane del segundo trimestre destaca un crecimiento de 106 por ciento en el área iniciada para hotelería en Colombia, respecto del primer trimestre que incluso puede alarmar a empresarios de ese sector.
Al contrario, el inmobiliario Luis Fernando Correa considera que aún hay espacio para crecer, apreciación que no coincide con un reciente estudio de Cotelco que, para el caso de Bogotá, advirtió que “de mantenerse los actuales ritmos de crecimiento de la oferta hotelera, inevitablemente asistiremos a un desplome en los índices del sector en el corto plazo”.

Aun así, Correa considera que falta mucho por hacer.

“Un solo ejemplo basta para medir el potencial: Colombia cuenta con 65.000 habitaciones, mientras que sólo Cancún, en México, tiene 70.000”, anota el inmobiliario, quien asegura que la pequeñez no es del mundo del turismo sino de la mente empresarial.

“Otro ejemplo para justificar el tema es que, apenas se apruebe el TLC con Estados Unidos, que resultará por la difícil situación económica,los inversionistas verán al país como una solución, y la construcción estará ahí.

“De hecho, ya están llegando firmas y empresarios que, además de hoteles, buscan oficinas temporales inicialmente, mientras encuentran las definitivas. Es decir, aún hay mucho por hacer”, insiste el empresario.

AMENAZAS A PRECIOS ESTABLES

Norma sismorresistente y falta de suelo, entre ellas

“La nueva Norma Sismorresistente (NSR-10) les pegará a los precios de la vivienda por las exigencias que plantea”, dijo Manuel Alfonso Carrillo, gerente de la firma Avacol, quien considera que, aunque es consciente de que predomina la vida de la gente, los requisitos algo exagerados aumentarían los costos.

EL TIEMPO se enteró de que el Gobierno entendió la queja, especialmente por el impacto en la vivienda social, y evalúa ajustes. El constructor Camilo Congote coincide con Alfonso, pero advierte que la falta de tierra sigue como el cuello de botella. “Afortunadamente, vía macroproyectos, se espera corregir el problema”. Al consultarle si el auge de nuevas obras impulsaría una caída de precios, Congote dijo que “sólo se construye lo que logra el punto de equilibrio.

Es decir, no habrá sobreoferta y los precios se mantendrán”. Finalmente, Álvaro Correa, de la Lonja de Bogotá, advierte que “el aumento de insumos, especialmente el acero, podría generar leves alzas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada